Saltar al contenido Saltar a navegación Saltar al pie de página

DUNAS

Manejar por las dunas requiere un vehículo especialmente equipado que pueda enfrentarlo todo, desde el terreno arenoso hasta el calor fuerte del suroeste, para que pueda emprender la aventura con confianza.

CONSIDERE ESTO

Equipe su vehículo con una barra de luces, un cabrestante, una llanta de repuesto y una hielera llena de agua para enfrentar los extremos que se avecinan.

CONSIDERE ESTO

Las llantas para arena son esenciales para la tracción y flotación en la superficie de la duna, además de que un techo que mantendrá los rayos del sol alejados de usted.

DUNAS

Manejar por las dunas requiere un vehículo especialmente equipado que pueda enfrentarlo todo, desde el terreno arenoso hasta el calor fuerte del suroeste, para que pueda emprender la aventura con confianza.

CONSIDERE ESTO

Equipe su vehículo con una barra de luces, un cabrestante, una llanta de repuesto y una hielera llena de agua para enfrentar los extremos que se avecinan.

CONSIDERE ESTO

Las llantas para arena son esenciales para la tracción y flotación en la superficie de la duna, además de que un techo que mantendrá los rayos del sol alejados de usted.